Presidente del Tribunal Superior de Justicia

  • Presidencia
  • Elección del Presidente
  • Atribuciones del Presidente
  • Reglas para su elección y periodo de actuación

El Tribunal Superior de Justicia contará con un Presidente que, a su vez, lo será del Consejo de la Judicatura, quien durará dos años en el ejercicio de su cargo y no podrá ser reelecto para el período inmediato posterior.

El actual Presidente del Tribunal Superior de Justicia es:


El Presidente del Tribunal Superior de Justicia será electo por el Pleno mediante votación secreta y durará en su cargo dos años, no pudiendo ser reelecto para el periodo inmediato. La sesión del Pleno en la que se elija al presidente será válida con la presencia de dos terceras partes de sus integrantes y se llevará a cabo el primer día hábil de agosto de cada dos años.

El Presidente del Tribunal Superior de Justicia electo rendirá su protesta de ley ante el propio Pleno en sesión extraordinaria convocada por el presidente anterior. En ese mismo acto tomará posesión de su cargo.


De acuerdo con los arts. 23 y 24 de la Ley Orgánica del Poder Judicial del Estado, corresponde al Presidente del Tribunal Superior de Justicia, entre otras atribuciones:

  • Presidir las sesiones del Pleno del Tribunal, dirigir sus debates y ejecutar las resoluciones del mismo;
  • Tramitar oportunamente los asuntos de la competencia del Pleno, hasta ponerlos en estado de resolución;
  • Dar cuenta al Pleno de los actos que lleve a cabo en el ejercicio de sus funciones;
  • Representar al Tribunal Superior de Justicia, a menos que se nombre una comisión o un representante especial de su seno para tal efecto;
  • Llevar la correspondencia del Tribunal Superior de Justicia;
  • Convocar a sesiones extraordinarias cada vez que lo crea conveniente o lo pidan cuando menos 3 magistrados;
  • Proponer al Pleno los acuerdos que juzgue convenientes para la mejor impartición de justicia;
  • Autorizar con su firma dentro del término de ocho días naturales en unión del secretario general de acuerdos o con el servidor público que lo supla, las actas y resoluciones que se dicten en asuntos de la competencia del Pleno y de la Presidencia;
  • Vigilar y tomar las medidas que sean necesarias para que la impartición de justicia sea pronta y expedita;
  • Rendir el primer día hábil de agosto de cada año, un informe público de las actividades jurisdiccionales del Poder Judicial del Estado en el año de su ejercicio, incluyendo información sobre la aplicación de las asignaciones presupuestales ejercidas;
  • Firmar en unión con el secretario respectivo las constancias de registro de los títulos profesionales y llevar su control para los efectos que determine la ley;
  • Cuidar que la secretaría respectiva lleve un libro en el que se tome razón de las correcciones disciplinarias que el tribunal, las salas o los juzgados impongan en términos de ley;
  • Recibir las quejas que se le presenten por la conducta del personal del Tribunal Superior de Justicia y las áreas a su cargo, y presentarlas al Pleno para los efectos legales correspondientes, llevando registro de estas;
  • Turnar las controversias de inconstitucionalidad local y las acciones de inconstitucionalidad local, al magistrado que determine para la instrucción del juicio y la elaboración del proyecto de sentencia correspondiente; y
  • Tendrá a su cargo la policía en los edificios que ocupen el Tribunal y Juzgados.

El Presidente del Tribunal Superior de Justicia dura en su cargo dos años, y no puede ser reelecto para el periodo inmediato. Para su elección deben tomarse en consideración los lineamientos que la Ley Orgánica del Poder Judicial del Estado señala en sus arts. 19 a 21:

Elecciones
  • Su elección es a través del Pleno mediante votación secreta.
  • La sesión del Pleno será válida siempre y cuando se cuente con la presencia de las dos terceras partes de sus integrantes.
  • La sesión del Pleno en la que se elija al presidente se celebrará el primer día hábil de agosto de cada dos años.
  • Una vez electo el nuevo presidente, este deberá rendir su protesta de ley ante el Pleno, en sesión extraordinaria, convocada por el anterior presidente. Y en ese mismo acto tomará posesión de su cargo.

En los casos de renuncia, licencia o ausencia absoluta del presidente, el Pleno en sesión extraordinaria, elegirá de entre sus miembros a quien fungirá como presidente interino. El presidente interino desempeñará su cargo hasta la toma de posesión del nuevo presidente, y no podrá ser electo para el periodo siguiente art. 22 de la Ley Orgánica del Poder Judicial del Estado.