Centro de noticias

La aplicación de los mecanismos alternativos del nuevo Sistema Penal Acusatorio


Por Tribunal Superior de Justicia, Monterrey, N.L.  |  prensa@pjenl.gob.mx  |  12 2015

Más del 50 por ciento de los delitos en el país pudieran tener un arreglo al ser tratados a través de mecanismos alternativos, expresó la doctora Maria de los Ángeles Fromow Ran, Titular de la Secretaría Técnica del Consejo de Coordinación para la implementación del Sistema de Justicia Penal en México.

Al participar como conferencista en la Semana de la Mediación, organizada por el Poder Judicial de Nuevo León, la doctora abundó sobre los obstáculos, retos y oportunidades de los mecanismos alternativos de solución de conflicto en el marco del nuevo Sistema de Justicia Penal.

Expresó que Nuevo León representa uno de los estados modelo y ejemplo para otros estados del país, respecto a los resultados de la aplicación de los mecanismos alternativos como una opción viable e idónea antes de llegar a un juicio.

“Nuevo León, Baja California, Guanajuato y Oaxaca han sido ejemplos de esta parte fundamental de este nuevo sistema de justicia penal”, mencionó.

La funcionaria federal hizo referencia a lo que ha significado la Ley Nacional de Mecanismos Alternativos de Solución de Controversias y lo que ha pasado en el marco del nuevo Sistema de Justicia Penal.

Si los mecanismos alternos no funcionan tampoco funcionan los juicios orales, mencionó pues si llegaran todos los asuntos a los juicios orales los sistemas jurisdiccionales se colapsarían.

“La trascendencia de que funcionen y funcione bien esta etapa, es verdaderamente la riqueza del nuevo sistema de justicia penal, además de otros factores, pero esta es una parte importante”.

Explicó que se han aplicado modelos de gestión a nivel nacional para poder tener algunas cuestiones relacionadas con mediciones y factores de cambio que permitan ver cuál sería la mínima intervención penal y canalizar bien los conflictos incipientes, no violentos a las instancias de los mecanismos alternativos.

Al referir algunas mediciones hechas en la justicia alternativa, se observó que por lo menos el 35 por ciento de los asuntos penales pueden canalizarse a una justicia alternativa.

Analizando entidades en las que ya opera el nuevo sistema de justicia penal, se desprende que algunos estados están mediando más que otros, y se determinan áreas de oportunidad para lograr mejores resultados en la aplicación de los mecanismos alternativos.

Cargas de trabajo, tiempos promedio, metodologías y otros factores son evaluados para obtener mejores resultados en la atención al justiciable.

Explicó que estudiando los indicadores de implementación del sistema, se ha encontrado que muchos casos que pudieran ser medidos se van a las unidades de investigación de las fiscalías o de las procuradurías, engrosando en gran medida un sinnúmero de casos que no podrán ser procesados dado el nuevo sistema donde su centro es la investigación científica y es entonces que viene el desencanto del nuevo sistema de justicia penal.

Indicó que las amenazas, lesiones y daños en propiedad ajena son las acciones o las figuras delictivas que mayormente ocupan el tema de la mediación y conciliación en el actual sistema de justicia, al margen de que hay otros que tiene gran potencial de ser tratados por esta vía.

Es importante, dijo, tener el convencimiento de las ventajas que significan la mediación, la conciliación y los acuerdos reparatorios frente a un procedimiento penal.

Cuando se adaptan los modelos de manera satisfactoria, se descongestiona en gran medida el sistema y esto disminuye considerablemente el procedimiento en beneficio de ambas partes y en beneficio de la propia autoridad, además de los costos y la mayor satisfacción de quien fue victima de un delito, a su demanda de justicia.

Galería de fotos