Centro de Noticias

PRESENTAN PROGRAMA DE SALUD EMOCIONAL PARA LA EDUCACIÓN

07/09/2017   |   Tribunal Superior de Justicia   |   prensa@pjenl.gob.mx


Buscan detectar situaciones de riesgo en escuelas. Frente común en favor de salud integral de escolares

El programa se aplicará en forma aleatoria a alumnos de sexto de primaria y de los tres grados de secundaria de escuelas públicas y privadas, a finales de octubre.

Con el fin de detectar situaciones de riesgo entre alumnos de Nuevo León las autoridades estatales establecerán diversos criterios de evaluación de conductas a través de un Programa de Salud Emocional.

El programa persigue combatir los problemas de salud emocional en alumnos para prevenir situaciones de riesgo que desemboquen en hechos lamentables como los que ya se han presentado en planteles de la entidad.

Se trata de contribuir en el proceso educativo y el fortalecimiento del desarrollo integral de los educandos.

La estrategia ha sido diseñada por la Secretaría de Educación, encabezada por Arturo Estrada Camargo y su equipo, la magistrada Graciela Buchanan, Titular de la Quinta Sala del Tribunal Superior de Justicia; el Doctor Reyes Tamez Guerra, sociedades de padres de familia, así como por otros profesionales y especialistas.

En este ciclo 2017-2018, la Secretaría de Educación aplicará el instrumento de valoración para que maestros, en base al desempeño, comportamiento y actitudes de los estudiantes, puedan detectar situaciones de riesgo que incidan en la salud emocional y entorno escolar.

Con este proyecto se busca precisamente identificar alertas tempranas y prevenir situaciones que pongan en riesgo la integridad del propio escolar y la de los demás.

Está dirigida a escolares de sexto grado de primaria y los tres grados de secundaria y se aplicará de manera formal a finales del mes de octubre.

La estrategia del programa consiste en la aplicación de un cuestionario diseñado por especialistas, psicólogos y psiquiatras para detectar conductas irregulares en los menores. Se desarrolla a través de una plataforma y se divide en tres apartados: Señales de advertencia, prevención y detección, y estrategias de intervención y canalización.

Aunque los maestros serán quienes apliquen los cuestionarios previa capacitación, serán especialistas de la salud quienes valoren los reportes y en su caso, avisen a los padres y canalicen la atención profesional necesaria.

“Quien está en el primer contacto y más continuo son los maestros, puedan detectar cambios en las conductas de sus alumnos, y que reporten mediante una plataforma que se generó con una serie de preguntas claves elaboradas por especialistas, psiquiatras, psicólogos con el fin de que esas conductas puedan ser indicativas de algún riesgo para algún trastorno y que deben ser atendidos con oportunidad y que a veces ni los mismos miembros de la familia lo detectan”, comentó la magistrada Graciela Buchanan.

Enfatizó la trascendencia del programa al señalar que la salud emocional es tan importante como la física.

“Quien no crece con una salud emocional adecuada, quien tiene un padecimiento psiquiátrico que deba ser atendido y no es atendido en su oportunidad, es un potencial no solo delincuente, mal padre, mal trabajador, mal empleado, un miembro de una comunidad que tenemos la obligación como autoridad”.

“Es trascendente que todos los miembros de la sociedad hagan un llamado a la ciudadanía para apoyar que nuestros jóvenes y nuestros niños estén en mejores condiciones de salud emocional y que sean atendidos y que no lleguemos a tener consecuencias nefastas”, agregó.

La magistrada Graciela Buchanan resaltó la importancia de dar seguimiento a los casos, por lo que se requieren de recursos e instalaciones para dar apoyo profesional a los menores.

Los resultados de los reactivos se manejarán de manera confidencial, según explicó el titular de la Secretaría de Educación, Arturo Estrada Camargo, quien informó que el programa se aplicará en forma aleatoria en escuelas públicas y privadas.

La evaluación, dijo, será subida a la plataforma y los especialistas determinarán si el joven requiere una atención emergente. Los padres de cada alumno determinarán si la atención se realizará a través de las diferentes instancias públicas o de forma particular.

“Los alumnos de sexto año y secundaria, es una edad en la que comprendemos hay un cambio en la personalidad, es un cambio de la niñez a la adolescencia, y que influye necesariamente en el aspecto emocional de los niños y jóvenes”.

Estrada Camargo destacó que ya se realizó un estudio piloto de manera censal en 16 planteles de la zona metropolitana y área rural, donde se evaluaron a más de 2 mil alumnos. Los resultados arrojaron trastornos de ansiedad, depresión y conductas de violencia.

También señaló que se dará seguimiento para garantizar la atención del estudiante e incluso será tema de las mesas de trabajo convocadas por los diputados.

“Nosotros pretendemos que haya adiciones y modificaciones o las leyes, vamos a ir al Congreso del Estado porque precisamente algunos diputados ya están manejando una ley en esta materia”.

En la presentación de la plataforma también estuvieron presentes la presidenta de la Asociación Estatal de Padres de Familia, Adriana Dávila Benavides, y la presidenta de la Unión Neolonesa de Padres de Familia, Luz María Ortiz Quintos.

Galería de imágenes

Imprimir página

Compartir página