Centro de Noticias

EGRESA 3a GENERACIÓN DEL TRIBUNAL DE JUSTICIA FAMILIAR RESTAURATIVA

29/06/2017   |   Tribunal Superior de Justicia   |   prensa@pjenl.gob.mx


EXTIENDEN BENEFICIOS A TRIBUNALES DE MONTERREY

EXTIENDEN BENEFICIOS A TRIBUNALES DE MONTERREY
Desde la puesta en marcha del programa, un total de 61 parejas se han graduado y experimentado los beneficios de la justicia restaurativa
_____________________________________________________________________________________________
Un total de 17 parejas concluyeron las etapas que contempla el Tribunal de Justicia Familiar Restaurativa, conformando la tercera generación de egresados.

Los participantes que culminaron su tratamiento, se congregaron en una emotiva ceremonia en la que se reconoció su satisfactoria participación, haciéndoles entrega de la documentación que decreta el sobreseimiento de su causa.

La ceremonia fue encabezada por el magistrado Carlos Emilio Arenas Bátiz, Presidente del Tribunal Superior de Justicia y del Consejo de la Judicatura; el licenciado Bernardo González Garza, Procurador General de Justicia; el licenciado Santiago Antonio Piccone Berlanga, Director General del Instituto de Defensoría Pública; Alberto Villarreal Guerra, Coordinador Técnico del DIF, en representación de la señora Adalina Martínez Dávalos de Rodríguez, Presidenta del DIF Nuevo León; y la licenciada Carolina Aspeitia Guerrero, Delegada de la Secretaría de Seguridad Pública, en representación del General Arturo González García, Secretario de Seguridad Pública del Estado.

Superado sus problemas y subsanando fracturas en el núcleo familiar los participantes
reforzaron su comunicación evitando conflictos mayores, restaurando lazos familiares.

El Tribunal de Justicia Familiar Restaurativa inició en julio de 2014 en el municipio de San Nicolás, como el primer tribunal en su género a nivel nacional. Ahora ha extendido su alcance a los tribunales de Monterrey y desde su puesta en marcha, un total de 61 parejas han egresado y experimentado los beneficios de la justicia restaurativa y terapéutica.

El programa se ofrece con la participación colaborativa de instituciones como el DIF, la Procuraduría General de Justicia, el Instituto de la Defensoría Pública y Seguridad Pública, sumando esfuerzos para tratar el problema de la violencia en el núcleo familiar.

El programa contempla el beneficio de la suspensión del proceso a prueba e implica un sistema de supervisión que garantiza que los participantes no reincidan en una conducta; además de lograr su reinserción social.

Sus frutos son determinantes al representar una opción para la recomposición de familias fracturadas por la violencia familiar, así como por asuntos de convivencia, guarda y custodia de menores. Durante las etapas del programa se pretende lograr una vida libre de violencia, a través de una comunicación asertiva.

Actualmente el delito de violencia familiar representa alrededor del 20 por ciento de los delitos que están presentes en las actuaciones penales y es por lo tanto un problema social prioritario para la entidad.

Al comentar los resultados del programa el Procurador Bernardo González Garza mencionó que “este es un ejemplo más de que actuando en colaboración y coordinación, las distintas entidades que ven el sistema de justicia, se puede lograr objetivos satisfactorios”.

El magistrado Carlos Emilio Arenas Bátiz resaltó los beneficios de la justicia terapéutica y restaurativa al señalar que es un enfoque de justicia que no se concentra en las consecuencias sino que busca atender las causas.

“El poder que tiene este programa es muy grande en razón de que está generando una nueva cultura de que se puede impartir una justicia más holística, no solamente concentrada en castigar sino en atender las causas. Está educando en el sentido de que sí se pueden cambiar hábitos de violencia”, dijo.

Al dirigirse a los participantes graduados, les expresó que la sociedad celebra que regresen al camino de la comunicación positiva dentro de la justicia, sin embargo más allá, deben celebrar con sus familias una nueva oportunidad.

“Cada uno de ustedes al salir de este programa, al haber pasado por estos procesos judiciales de justicia restaurativa, serán un ejemplo y referente que para muchos otros los animará a involucrarse en estas terapias y salir adelante”.

“Lo que queremos es sinceramente desearles que a partir de hoy tengan un renacimiento en su relación de familia y que sea para bien de ustedes y de sus hijos”, finalizó.

En nombre de los participantes, una de las parejas participantes habló de su experiencia y agradeció el apoyo obtenido a través del programa.

Asistieron al evento magistrados, consejeros, representantes de las instituciones involucradas en el programa, así como familiares y amigos de los egresados.

En la ceremonia también estuvieron presentes el Lic. Rafael Antonio Torres Fernández, Director General del Instituto de la Judicatura y Encargado del programa de Justicia Familiar Restaurativa, así como los jueces que participan en el esquema.

Galería de imágenes

Imprimir página

Compartir página