Centro de Noticias

Poder Judicial de Nuevo León proyecta nuevos Centros de Convivencia Familiar

14/08/2018   |   Tribunal Superior de Justicia   |   prensa@pjenl.gob.mx


Acercarán sus beneficios a otros municipios

El Centro de Convivencia Familiar del Poder Judicial de Nuevo León surge con el objetivo de propiciar la sana convivencia entre padres e hijos inmersos en procedimientos judiciales como divorcios y convivencia de menores; en un entorno neutral de paz y tranquilidad.

Es un área de servicio que procura la convivencia supervisada, atención a padres y madres no custodios, así como servicio de terapia psicológica y de trabajo social.

Su labor ha sido reconocida ampliamente y su modelo se ha replicado en diversas partes de la nación e incluso en diversos países.

Del año 2009 a la fecha, la demanda de los servicios que se brindan en el Centro se ha multiplicado, en razón de los resultados y bondades de los mismos.

De agosto de 2017 a julio de 2018, en el Centro de Convivencia Familiar, conocido como la casa de Chocolate, se han atendido más de 8 mil solicitudes de servicio por parte de los juzgados familiares, mixtos y de exhortos, y cartas rogatorias.

Atendiendo a lo fundamental de este servicio, en la búsqueda de ampliar sus beneficios y que esta área sea más cercana a la gente, se han tomado acciones para la creación de tres nuevos centros de convivencia.

Los nuevos centros estarán ubicados en:
La zona Contry, en el municipio de Guadalupe (antes de que concluya año),
La zona Centro, del municipio de Apodaca (a mediados del año 2019), y
La zona Centro, del municipio de San Nicolás de los Garza (antes de concluir el año).

Tendrán los mismos servicios que proporciona la famosa “Casa de Chocolate”, es decir:
Convivencia supervisada
Entrega y recepción de menores
Estudios socioeconómicos, y
Terapia psicológica

Se estima que los nuevos centros desahogarán más del 60 por ciento de las convivencias actuales, casi dos mil al mes, lo que optimizará la labor de la Casa de Chocolate.

Los futuros centros de convivencia serán en beneficio de aquellos y aquellas que han tenido una problemática familiar que les impiden una convivencia natural con sus hijos e hijas, pero que han decidido no perder el lazo filial y cumplir y hacer cumplir sus derechos familiares.

El Poder Judicial toma la responsabilidad de garantizar a los niños, niñas y adolescentes el pleno ejercicio de su derecho de convivencia.

Con estos nuevos centros, el Poder Judicial del Estado de Nuevo León continúa en su camino de protección de los derechos fundamentales de la familia.

Galería de imágenes

Imprimir página

Compartir página