Centro de Noticias

La Justicia Familiar Restaurativa rinde frutos

04/07/2018   |   Tribunal Superior de Justicia   |   prensa@pjenl.gob.mx


Egresa Cuarta Generación del TJFR

Un total de 31 parejas concluyeron las etapas que contempla el Tribunal de Justicia Familiar Restaurativa, conformando la cuarta generación de egresados.

Los participantes que culminaron su tratamiento, se congregaron en una emotiva ceremonia en la que se reconoció su satisfactoria participación, haciéndoles entrega de la documentación que decreta el sobreseimiento de su causa.

La ceremonia fue encabezada por el magistrado Francisco Javier Mendoza Torres, Presidente del Tribunal Superior de Justicia y del Consejo de la Judicatura; el licenciado Gustavo Adolfo Guerrero Gutiérrez, Fiscal General del Estado de Nuevo León; el licenciado Gabriel Dechamps Ruiz, Sub Secretario de Gobierno, en representación del Gobernador Jaime Rodríguez Calderón; y el licenciado Bernardo González Garza, Secretario de Seguridad Pública en el Estado.

También asistieron el licenciado Santiago Antonio Piccone Berlanga, Director General del Instituto de Defensoría Pública; el licenciado Erick Mayel Caballero de León, Director General del DIF Nuevo León; Magistrados del Tribunal Superior de Justicia y Consejeros de la Judicatura de Estado.

Estuvieron presentes en el evento el Lic. Rafael Antonio Torres Fernández, Director General del Instituto de la Judicatura y Encargado del programa de Justicia Familiar Restaurativa, así como los jueces que participan en el esquema.

El Tribunal de Justicia Familiar Restaurativa inició en julio de 2014, como el primer tribunal en su género a nivel nacional. Ahora ha extendido su alcance a los tribunales de Monterrey y desde su puesta en marcha, un total de 91 parejas han egresado y experimentado los beneficios de la justicia restaurativa y terapéutica.

El programa se ofrece con la participación colaborativa de instituciones como la Fiscalía General de Justicia del Estado, el Instituto de la Defensoría Pública, el DIF y Seguridad Pública, sumando esfuerzos para tratar el problema de la violencia en el núcleo familiar. Durante las etapas del programa se pretende lograr una vida libre de violencia, a través de una comunicación asertiva.


El programa contempla el beneficio de la suspensión del proceso a prueba e implica un sistema de supervisión que garantiza que los participantes no reincidan en una conducta; además de lograr su reinserción social.

Sus frutos son determinantes al representar una opción para la recomposición de familias fracturadas por la violencia familiar, así como por asuntos de convivencia, guarda y custodia de menores.

Al señalar que el programa forma parte de una justicia más humanitaria el Fiscal General del Estado, Gustavo Adolfo Guerrero, felicitó a los graduados y al equipo que está involucrado en el tratamiento.

“Yo creo que estos proyectos van tendientes a esa justicia divina a perdonar para ganar y ustedes aquí los que se están graduando, perdonaron para ganar una familia, para ganar a sus hijos y darles a esa familia un mejor entorno en la sociedad y contribuir a que así sea una sociedad más justa, más igualitaria, más democrática. Yo estoy convencido que estos proyectos son importantes y la Fiscalía General de Justicia va seguir apoyando estos proyectos y quizá tenemos que ir más allá para impulsar otros proyectos que puedan dar servicio, que puedan dar resultados a la comunidad”, expresó.

En nombre de los participantes, una de las parejas graduadas, con su niña en brazos, dio testimonio de su paso por el programa, señalando que para ellos representó una nueva oportunidad al mejorar significativamente su situación.

“Salvé mi familia, si funciona”, dijo la participante al expresar su deseo de que sigan este tipo de programas.

Gabriel Dechamps Ruiz, Sub Secretario de Gobierno, felicitó a los graduados por tener la valentía y disposición de iniciar y concluir el programa.

“Ustedes pueden irse muy tranquilos y satisfechos porque no están solos, esto sigue. Todas las personas que participan en este programa y que los han asistido de las diferentes dependencias, avalaron su conducta para que ustedes puedan graduarse y eso sigue, no claudiquen, si en un momento requieren ayuda, regresen y pidan ese apoyo”.

Si bien algunas parejas no continúan juntas, la familia sigue integrada porque tienen hijos y deberán seguir apoyándolos, agregó.

El magistrado Mendoza Torres felicitó a los graduados por haber concluido satisfactoriamente su tratamiento.

“Es destacable el gran compromiso que tuvieron los participantes para superar la conflictiva que tenían. Invirtieron tiempo, acudieron puntualmente y con las frecuencias necesarias a sus terapias, también asistieron regularmente a sus audiencias de seguimiento, atendieron las recomendaciones de los psicólogos y, en general, de todos los integrantes del equipo de tratamiento. Por eso hoy me congratulo y los felicito, porque hoy están cosechando lo que con tanto esfuerzo han trabajado”.

Felicitó también a los miembros del equipo de tratamiento, el cual está integrado por jueces de lo penal y de lo familiar, fiscales, defensores públicos, psicólogos, trabajadores sociales y asesores jurídicos de CAFAM y Centro de Formación de Relaciones Humanas, elementos de Seguridad Pública del Estado, entre otros.

El Tribunal de Justicia Familiar Restaurativa es el único de su género a nivel nacional y está dirigido a atender no únicamente las consecuencias del problema, sino las causas que lo originan.

A la fecha, un total de 91 familias se han beneficiado con el programa de justicia restaurativa.

Galería de imágenes

Imprimir página

Compartir página